LíderLife

Año bisiesto: ¿por qué cada cuatro años?

Año bisiesto, ¿por qué?

Un año bisiesto ocurre cada cuatro años. La razón detrás de esto es que el tiempo que tarda la Tierra en completar una órbita alrededor del Sol (un año) no es exactamente de 365 días, sino aproximadamente 365.2425 días. Para mantener nuestro calendario en sincronía con las estaciones del año, se agregaronn días adicionales al calendario en años bisiestos. Esto se hace añadiendo un día extra, conocido como el día bisiesto, al mes de febrero, lo que hace que ese año tenga 366 días en lugar de los 365 habituales. Así, el calendario puede mantenerse sincronizado con las estaciones a lo largo del tiempo.

Un año es bisiesto si cumple uno de los siguientes criterios:

  1. En el calendario gregoriano (el más comúnmente utilizado hoy): un año divisible por 4 pero no divisible por 100, excepto aquellos que también son divisibles por 400. Por ejemplo, 2000 fue un año bisiesto porque es divisible por 4 y 400, mientras que 1900 no lo fue porque aunque es divisible por 4, no es divisible por 400.
  2. En el calendario juliano (antiguamente utilizado hasta su reemplazo por el gregoriano en 1752): todos los años divisibles por 4 eran bisiestos, excepto aquellos centenarios no divisibles por 400.

La razón detrás de estas reglas es mantener una aproximación adecuada del tiempo solar real, ya que un año solar promedio dura aproximadamente 365,25 días. Los años bisiestos adicionan un día extra al mes de febrero para compensar esta diferencia. Sin embargo, como mencionamos anteriormente, el calendario gregoriano corrigió algunos errores acumulados en el calendario juliano, especialmente relacionados con la precisión astronómica.

Los años bisiestos ocurren cada cuatro años en el calendario gregoriano, salvo cuando el número de años termina en “00” y no sea múltiplo de 400. El calendario juliano tenía menos restricciones, pero era menos preciso en términos astronómicos.

Facebook
Twitter

También puedes leer...