LíderLife

DESCARGABLES

Los grandes cosos de Aguascalientes

Por Alejandro Basáñez Loyola, autor de las novelas históricas: México en llamasMéxico desgarradoMéxico cristeroTiaztlán, el fin del Imperio AztecaSanta Anna y el México perdidoAyatli, la rebelión chichimecaJuárez ante la Iglesia y el Imperio

Facebook @alejandrobasanezloyola

 

Las primeras plazas de toros en Aguascalientes datan de la primera mitad del siglo XIX. Eran arenas improvisadas con láminas, tubos y madera, las cuales debían ser circulares, aunque la de Calvillo extrañamente rompía esta regla con su forma octagonalEl lugar preferido para instalarlas era el predio que hoy ocupa el mercado Terán, algo que suena lógico porque a unas cuadras se encontraba el famoso Parián, donde se llevaba a cabo la gran feria de Aguascalientes en el mes de noviembre. Los festejos taurinos se celebraban cuando el gobierno los autorizaba a particulares, quienes daban funciones durante la feria.

La creciente afición a la fiesta brava de los aguascalentensesel atrayente palenque de gallos y el salón de exposiciones provocaron la fundación de la plaza de toros del Buen Gusto, en 1851. Los visionarios empresarios José María López de Nava“el patriarca de los liberales en el Estado”, y los hermanos toreros José María y Mariano Ávila aprovecharon que la llamada “función de San Marcos” fue trasladada del Parián a la amplia explanada de San Marcos, para edificar este nuevo ruedo que comparado con los anteriores, improvisados y portátiles, era muy aristocrático; aunque frente al coso de la capital del país, resultaba humilde y pequeño. Podía albergar hasta 2,000 personas y contaba con un redondel a manera de cerca. Tenía gradas y unas sillas de tule que se encontraban en lo más alto. Aquí se presentaron lidiadores de renombre como Toribio PeraltaPonciano Díaz y los hermanos Ávila.

El ocaso del Buen Gusto vino con el endeudamiento de su dueño, quien terminó vendiéndolo a un ganadero, propietario de la Hacienda de Pabellón, quien al ser dueño de ganado pensó en hacer el negocio redondo… No contaba con que un nuevo sitio para lidiar toros sería abierto el 24 de abril de 1896, en el mismo San Marcos. 

 La nueva plaza fue construida en un tiempo récord de 48 días por José María Dosamantes, quien desde 1893 rentaba la del Buen Gusto para dar funciones durante los días de feria. La idea de construir este sitio surgió cuando Don Chema, como en años anteriores, quiso rentar el coso del Buen Gusto a López de Nava, quien endeudado y desesperado le clavó el diente con una renta de cinco mil pesos. Dosamantes, incrédulo, le contestó: Eso es como comprar la plaza y quedarse sin ella”. López Nava le dijo en tono burlón: Don Chema, si cree que con cinco mil pesos puede construir una nueva plaza, pues hágalo”. Y lo hizo.

En 1896, lagonizante plaza del Buen Gusto dio un mayor número de funciones que la San Marcospero no pudo competir con ésta durante la feria de abril: la gente prefirió ir al nuevo lugar, donde se presentaban los diestros españoles de moda.

El coso San Marcos coincidió con la etapa del toreo bautizada por Coello Ugalde como la Reconquista vestida de luces”. Este periodo se caracterizó por la práctica de la lidia modernael abandono del toreo nacional y también porque estuvo engalanada por lidiadores españoles (así fue hasta que en 1905, llegó el fenómeno mexicano Rodolfo Gaonael Califa de León, el inventor del centenario y la gaonera, para poner en alto el nombre de México en España).

La funcionalidad de la plaza del Buen Gusto terminó con el arribo de la de San Marcos, y así también finalizó una etapa del toreo en Aguascalientes y empezó otra nueva. La vieja consistía básicamente en burlar al toro y hacer suertes charras o campiranas; la nueva se nutrió con los matadores españoles que venían a “hacer la América” y el toreo se empezó a practicar de manera profesional, moderna, casi como se hace hoy en día.

El fenómeno de la tauromaquia en la entidad, aunado al éxito creciente de la gran Feria de San Marcos, obligó a los empresarios a fundar la Plaza de Toros Monumentalcon capacidad de aforo para 9,000 espectadores. El cartel inaugural lo encabezó, en noviembre de 1974, el legendario matador de toros regiomontano y máxima figura de la época Manolo Martínez, quien esa tarde le otorgó la alternativa a Fermín Espinosa Armillitacomo deponente, y a Eloy Cavazos. En 1992, la Monumental quedó plenamente integrada al conjunto de la Expoplaza (desde 1988, el coso de San Marcos se comenzó a usar como teatro del pueblo).

Hoy en día, la Monumental puede albergar hasta 15,000 aficionados. Flanqueda por cuatro estatuas de lidiadores -Alfonso Ramírez Calesero; Rafael Rodríguez, el Volcán de Aguascalientes; Fermín EspinosArmillita y Miguel EspinosArmillita Chico-, su arquitectura combina magistralmente elementos religiosos y tauromáquicos. Además, su capilla cuenta con la protección del Cristo Negro del Encino, patrono de los toreros locales. 

En ella se han presentado los mejores exponentes del arte taurino: el diestro madrileño, príncipe de Galapagar, José Tomás, quien casi deja la vida en el ruedo en abril de 2010Alfonso Ramírez Calesero, poeta del toreo, nacido en el barrio de Triana, con un magistral manejo del capote y autor de “La Caleserina”, un lance lleno de arte y plasticidad; el hidrocálido Rafael Rodríguez; los hermanos Armillita, hijos del maestro de Saltillo, Fermín Espinosa: Fermín hijo y Miguel, bautizado como Armillita Chico; Antonio Urrutia; Armando Mora; Arturo Magaña; David Bonilla; Efrén Adame; Roberto Ramírez el Oriental; Fabián Ruiz; Fernando Brand; Héctor de Granada; Humberto Moro hijo; Jesús Delgadillo el Estudiante; Julián Rodarte; Luis Fernando Sánchez; Ricardo Sánchez; Martín Sánchez Napoleón; Paco Ramírez; Pepe Lomelí; Rubén Salazar; José María LuévanoJuan Pablo Sánchez; entre otros.

Aguascalientes es, sin duda, la Meca del Toreo, la tierra más taurina en México, similar a lo que es Sevilla en España. Cuando uno se encuentra en una reunión de amigos, es común platicar con cualquiera sobre toros y toreros; pareciera que a todos les atrae la fiesta brava, sus cosos, cortijos, sus ferias como la de San Marcos, la mejor feria de México.

Asistamos y disfrutemos con toda la familia alguna de las grandes corridas que nos ofrece este 2019 la Feria de San Marcos en la Monumental.

Facebook
Twitter

También puedes leer...