LíderLife

Viridiana Álvarez va por Annapurna: la montaña más difícil de escalar en el mundo

La alpinista hidrocálida Viridiana Álvarez quizá se encuentre en el desafío más grande de su vida. Esto resulta difícil asimilar si consideramos que la aguascalentense ha logrado conquistar las cuatro cimas más altas del mundo, convirtiéndose en la primera mujer en América en registrar tal hazaña. 

Pero ahora, la joven se halla en una expedición para acometer otro reto titánico: escalar Annapurna, catalogada como la ‘montaña maldita’ por reportar el índice más alto de mortalidad dentro de los 14 ‘ochomiles’ que existen en la Tierra. Se dice que es el pico más peligroso del mundo, por lo que los escaladores de élite lo suele dejar hasta el final. 

Ed Viesturs , considerado el mejor alpinista de la historia de los Estados Unidos y el primer norteamericano (12° a nivel mundial) en escalar las 14 montañas de más de 8 mil metros (ochomiles), afirma que no hubo obstáculo más grande en su carrera que Annapurna.  Requirió más de dos intentos para cristalizar su objetivo:

El problema con Annapurna es el peligro objetivo. Tiene una escalada desafiante, pero el hecho de que los riesgos sean tan impredecibles lo convierte en una pesadilla de esperar que no caigan avalanchas ni se rompan los acantilados de hielo. Es más un desafío mental basado en el riesgo”, mencionó el escalador.

En Annapurna han muerto alpinistas míticos como Anatoli Bukréyev, Park Yeoung-seok, Alison Chadwick y Vera Watson, estas dos últimas fallecidas en 1978, en la primera expedición que puso a una mujer en la cima del legendario pico.  Tras sobrevivir una ola de avalanchas, la líder en aquella excursión, la montañista Arlene Blum dijo:

Dejé de interesarme en llegar a la cima. No estaba segura de querer estar allí o de si era seguro o justificable estar allí. Si hubiéramos sabido lo peligrosa que era Annapurna, habríamos elegido una montaña diferente“.

No obstante, Viridiana quiere tachar a Annapurna de su lista particular y agrandar aún más el legado que ha labrado en tan poco tiempo.  “¡Solo atreviéndome sabré hasta dónde puedo llegar!”, ha escrito en sus redes sociales, ya en el coloso himalaya. Así es este auténtico monstruo montañoso.

Situado en el centro de la cordillera del Himalaya, su nombre significa ‘Diosa de las Cosechas’. El pico más alto del macizo montañoso se eleva a 8,091 metros sobre el nivel del mar, ubicándose como el décimo más alto del planeta y quizá el más difícil de escalar. 

El reportaje ‘La Maldita Cara Sur del Annapurna’, publicado por El País en junio de 2020, reseñó que tan solo 191 alpinistas conocen la cima de la montaña, mientras 61 escaladores han perdido la vida durante la odisea, dejando una tasa de mortalidad del 31.9%.

En comparación, el Everest parece mucho más seguro: el techo del planeta registra 5,656 ascensiones y 223 fallecimientos”, menciona el artículo.

Curiosamente, el pico de Annapurna fue el primero de los catorce ‘ochomil’ en ser conquistado por un hombre. En 1950, una expedición francesa liderada por Maurice Herzog, Louis Lachenal, Lionel Terray, Gaston Rebuffat, Jean Couzy, Marchel Schatz y el médico Jacques Oudot escribieron su nombre en la historia pero, desafortunadamente, la gloria supuso un precio que hubo que pagar. 

Como solo usaban botas finas de cuero hasta la cima, el médico de la expedición tuvo que amputar todos los dedos de los pies de Herzog y Lachenal después de una congelación extrema durante el descenso”,  relata el portal Earth Observatory de la NASA

Herzog también perdió algunos dedos de las manos, pero no se arrepiente en absoluto. “Es triste no tener dedos pero nunca me he arrepentido de ello por la experiencia que viví”, dijo a Desnivel.

¿Por qué es tan peligroso alcanzar su cima?

Annapurna posee varios elementos característicos que pueden hacer de la travesía un auténtico martirio para los escaladores. Algunos de los factores que definen la peligrosidad de esta montaña son:

Propensión a las avalanchas

El portal Mountain Homies señala que las avalanchas ocurren con tanta frecuencia en Annapurna que cuando te toca un alud lo único que puedes hacer es esperar por lo mejor, pues las probabilidades de supervivencia son inciertas. “Dependerá de la gravedad y de dónde te encuentres exactamente. A diferencia de los Alpes Suizos, donde los equipos de rescate están disponibles cuando suceden las avalanchas, en Annapurna no hay apoyo, por lo que realmente estás solo”, indica. 

En 2014, alrededor de 40 personas murieron en Annapurna a causa de una avalancha, mientras decenas más lograron ser salvadas. 

Muy poco apoyo local

A diferencia de otras montañas como el Everest o Lhotse, en Annapurna es extremadamente complejo contar con el apoyo de sherpas (pobladores de las regiones montañosas de Nepal). 

Solo hay unos pocos guías locales y sherpas con un buen conocimiento de las rutas. Por lo tanto, el apoyo local limitado en la región de Annapurna ha agregado un desafío a esta expedición“, apunta el sitio Out Door Inquiror.

 El asentamiento humano más cercano está a más de un día completo a pie del campamento base de Annapurna, refiere el portal. 

Terreno inhóspito

El mismo Out Door Inquiror precisa que Annapurna está caracterizada por un terreno desafiante con numerosas paredes de hielo, secciones empinadas y pendientes pronunciadas: 

La estructura glaciar y la geología de Annapurna hacen que esta montaña sea más peligrosa que otros picos de altura similar. Muchos escaladores han muerto debido a caídas en grietas o caídas desde un acantilado”. 

Clima incierto

El clima en Annapurna siempre es de difícil pronóstico debido a su impredecibilidad. Las fuertes corrientes de viento y tormentas de nieve pueden poner en peligro la vida de los alpinistas.

El clima es notoriamente feo. Es probable que durante todo el año haya frío extremo. Es común encontrar tormentas de nieve severas, lluvia en altitudes más bajas y vientos huracanados“, menciona Mountain Homies. 

Si alguien puede escalar Annapurna, esa es Viridiana

Pese a todas las complejidades que entraña conquistar Annapurna, Viridiana Álvarez ha demostrado una capacidad y habilidad extraordinarias que, unidas a un gran poder de voluntad y perseverancia, la han encaminado a tocar el cielo, literalmente. 

Entre los hitos en el alpinismo alcanzados por la hidrocálida, resaltan los siguientes: 

  • 1era mujer de América en subir las cuatro montañas más altas del mundo (Monte Everest, K2, Kanchenjunga y Lhotse).
  • Primera latinoamericana en subir el K2.
  • Récord Guinness por subir en menor tiempo las tres montañas más altas del mundo. 

En entrevista para Líder Empresarial, la joven aguascalentense menciona que hay muchos factores los que contribuyen a la consecución de sus objetivos: la condición física, la capacidad del cuerpo de adaptarse a la altura, el conocimiento de la técnica, el equipo, pero para ella, lo más importante es la fortaleza mental. 

Sea personal, profesional o deportivamente, tienes que definir la meta o el sueño y trabajar para cumplirla a través de ciertos valores: perseverancia, constancia, disciplina y las ganas de querer hacerlo para soportar los sacrificios”.  

Viridiana está dispuesta a vencer a la ‘montaña maldita’. ¡Mucho éxito!

Facebook
Twitter

También puedes leer...